martes, 31 de julio de 2012

¡Demuéstrame lo que vales!


Cuando la vida se vuelve más negra y oscura
algo en el centro de mi cabeza se rebela
creando imágenes blancas y diáfanas.

¿Es éste acaso el instinto de supervivencia?
¿O una más de mis contradicciones?

En cualquier caso, bienvenida sea
la alegría nacida del pozo de la desesperación.
Y bien hallada la esperanza con que se la acoge.

(...)

Para esos días en que todo sale mal,
esos momentos en que todo da igual,
nada importa porque todo es importante.
Para esos instantes de dolor y frustación,
en que la pena me encoge el corazón,
la rabia me sacude en el estómago y las lágrimas
se prestan a salir, si les dan la ocasión.

Es para esos días, que guardo esta imagen,
este momento único en mi memoria,
para usarlo porque lo necesito,
para saborearlo, rescatándolo del tiempo,
gozarlo, exprimirlo, devorarlo,
para los días en que casi te olvido
y las horas en que me huyes,
para momentos que ya no compartimos
guardo éste, este único momento.

La felicidad, de verdad, existe.

Si mi estúpido estómago se calmara
y mi cabeza se recuperara…
aguanta, sólo una hora, un día, una vida.
Mírame a los ojos Vida, ¡demuéstrame lo que vales!.

(14/04/08)

2 comentarios:

  1. Gracias por permitirme formar parte de tu camino blanco en un principio, pero que con tu dulzura y diversidad ya estás llenando de colores ;)

    El mundo necesita gente como tú, muy bella por fuera y aún más por dentro ;)

    Gracias por compartir!!! ;)

    Me encanta !demuéstrame lo qe vales! ;) Me ha recordado a un lema que he hecho mio: "Si quieres que la vida te sonría, sonriela tú primero ;) ", yo lo hago y funciona!!!! ;) Porque las personas más felices, no son las que necesariamente tienen las mejores cosas, sino aquellas que son capaces de sacar lo mejor de todo lo que les ocurre".Mi objetivo? ser una de esas personas! ;)

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Aitzi! Es bonito compartir.

    ResponderEliminar